Ya a partir de 0,2 grados de alcoholemia se reduce la capacidad para conducir. Hay que observar que factores como el cansancio, el estrés, el consumo de medicamentos, la euforia de una fiesta o el estado de rabia aumentan la reducción de la capacidad para conducir, o sea que aumentan el efecto del alcohol.
0,2 – 0,3 grados de alcoholemia La forma de conducir se hace más arriesgada y la velocidad más rápida. En situaciones complejas se pueden cometer fallos. La motricidad fina está perturbada.

0,4 – 0,5 grados de alcoholemia Las impresiones sensoriales se interpretan mal. La visibilidad lateral se ve perjudicada. (Las señales de tráfico no se ven.) Los semáforos rojos no se aprecian con claridad.

0,6 – 0,8 grados de alcoholemia Se cometen graves fallos al conducir. El tiempo de reacción se alarga mucho.

 A partir de 0,8 grados de alcoholemiaLa armonía entre la propia situación, la velocidad, y los movimientos del volante está muy afectada. Los objetos no se pueden apreciar por separado ( se reconoce demasiado tarde a un peatón, a un ciclista, los coches aparcados etc.)

¿Qué dice la ley en Suiza?

Quien conduce un vehículo en estado de embriaguez, será castigado con cárcel o con una multa (Art. 91, párrafo 1 ley de tráfico de la Confederacion Helvetica, SVG). Igualmente es válido para personas que, a causa de drogas o medicamentos, conduzcan un vehículo sin estar en condiciones de hacerlo (Art. 90 de la Confederacion Helvetica, happy wheels demo SVG) La embriaguez cuenta a partir de 0,8 grados de alcoholemia en adelante («Embriaguez cualificada»). A partir de 0,8 grados de alcoholemia hay que entregar el permiso de conducir por lo menos por tres meses.

En caso de repetirse, por lo menos por doce meses. A partir de enero de 2005 existe un nuevo límite válido de 0,5 grados de alcoholemia, lo que se sanciona con una multa, aunque no obliga a retirar el permiso de conducir aen Suiza. Además: quien se niega ha realizar una prueba de alcoholemia o de drogadicción es conducido por la policía Suiza  al hospital  más cercano, donde le obligan a realizarla. Lo que cuesta sobre Fr. 300.– y dura varias horas. Por lo tanto se aconseja encarecidamente el no negarse.

¿Cómo trata el seguro los accidentes en Suiza con alcohol y drogas?

En caso de un accidente por grave negligencia – entre otros entran también las drogas y el alcohol al volante – los seguros en Suiza tienen la posibilidad de recortar las prestaciones. Por ejemplo: el seguro a todo riesgo pagará los daños del vehículo sólo en parte o  no los pagará. El seguro obligatorio, que tiene que pagar los daños a terceras personas, reclama una parte de los costes. En caso de daños personales pueden ser recortadas las indemnizaciones y rentas. ¡Los gastos de un accidente con heridos suponenen toda la confederacion Helvetica, rápidamente, varios cientos de miles de Francos!

SUS COMENTARIOS SON INTERESANTE

Comentarios

Facebook

DALE CLICK EN LIKE (ME GUSTA)