El diputado demócrata cristiano Yannick Buttet es conocido por su compromiso en favor del matrimonio tradicional y contra la unión de personas del mismo sexo.

Tras la interposición de una demanda por acoso sexual en su contra, el diputado valesano Yannick Buttet fue suspendido de su puesto como vicepresidente del partido Demócrata Cristiano (PDC /centro). En su edición de este jueves, ‘Le Temps’, el diario de Ginebra publica varios testimonios sobre comportamientos “inapropiados” en el Parlamento.

La dirección del PDC no tardó mucho en tomar la decisión. Apenas unas horas después de publicada la información sobre la demanda penal contra Yannick Butter, el consejero nacional (diputado) valesano fue suspendido “con efecto inmediato” de sus funciones como vicepresidente del partido. La medida habría sido impuesta a solicitud del propio Butter.

“Para el PDC cualquier ataque a la integridad de otras personas es inaceptable", indica en un breve comunicadoEnlace externoEnlace externoel partido que forma parte del Gobierno colegiado helvético. Hay que decir que el artículo de 'Le Temps'Enlace externo tuvo el efecto de una bomba en la clase política suiza, poco habituada a escándalos de esta naturaleza.

Los hechos: en Sierre, la noche del sábado 18 al domingo 19 de noviembre, Yannick Buttet fue arrestado en el jardín de la casa de una mujer que habría sido su amante. El político del PDC habría tocado con insistencia el timbre de su intercomunicador. La mujer llamó a la policía. Los agentes detuvieron a Buttet cuando intentaba pasar desapercibido en el jardín.

En los últimos doce meses, indica el diario, Buttet buscó contacto con la mujer por sms, email y por teléfono, a veces hasta 50 veces por día.

"Impulsos sexuales incontrolados"

Le Temps también investigó el comportamiento del político valesano en Berna, sede del Parlamento Federal. Varios legisladores y periodistas, de forma anónima, revelaron gestos inapropiados e incluso impulsos sexuales incontrolados del legislador. “No hay espacio para la interpretación. Va demasiado lejos y no conoce límites", dice uno de ellos.

Contactado por el diario, Yannick Buttet reconoció los hechos: "Salí de una grave crisis matrimonial que afectó mi juicio y mi comportamiento. Esta crisis estaba particularmente ligada a una mujer. Se trata de un asunto de mi esfera privada y espero que sea respetada. Pidió disculpas "a toda la gente a la que pude haber herido involuntariamente".

El diputado demócrata cristiano, oficial del ejército suizo, casado y con dos hijos, es conocido por su lucha por el matrimonio tradicional y contra la unión de las parejas homosexuales. Es la primera vez que un legislador suizo es acusado de acoso sexual, luego de que estallara el escándalo Weinstein a principios de octubre.

SUS COMENTARIOS SON INTERESANTE

Comentarios

Facebook

DALE CLICK EN LIKE (ME GUSTA)