HOME / ACTUALIDAD EN SUIZA / El cementerio de las religiones del mundo

El cementerio de las religiones del mundo

En el cementerio de Bremgarten, en la ciudad de Berna, se entierra a personas de cuatro religiones de ámbito mundial. Es un signo de respeto para con los que tienen otras creencias. En el doloroso trance del sepelio, los familiares pueden llevar a cabo sus ritos funerarios de acuerdo con sus costumbres. Un recorrido por un cementerio que pretende ser “válido” para todos.

Los dos niños somalíes que en 2017 murieron en una localidad del cantón de Berna, víctimas de una descarga eléctrica cuando jugaban con un secador de pelo en la bañera, no hubieran podido ser enterrados aquí.

De acuerdo con la ordenanza municipal, el cementerio de Bremgarten está reservado a personas que viven en la capital federal. Pero este no era el caso de esta familia, y además tampoco era posible tener un entierro musulmán en Berna. Esto es lo que Walter Glauser, director de los cementerios berneses, debería haber comunicado personalmente a los padres en el hospital donde murieron los niños de seis y siete años.

Sin embargo, en el camino al hospital Glauser se dio cuenta de que podía facilitar a la afligida familia un entierro en el cementerio de Bremgarten, el único que dispone de tumbas musulmanas. ¿Encontró Glauser una fórmula que respetase las normas de la capital federal y de la comuna de origen de los niños?

Nadie ha sido exhumado

Sorprendentemente, en el bancal musulmán hay muchas tumbas infantiles. La razón es que la mayoría de los musulmanes emigrados son repatriados después de su muerte y enterrados en su patria en una tumba familiar. Pero es cada vez más frecuente enterrar a los niños fallecidos y a los miembros de segunda generación cerca de donde viven sus seres queridos, siempre que se satisfagan las costumbres de los musulmanes.

En el cementerio de BremgartenEnlace externo esto se tiene en cuenta desde 2002. Aquí se cumple, por ejemplo, uno de los principales requisitos: la alineación del cadáver con La Meca. “Pero no podíamos cumplir el requisito más importante, el del descanso eterno, porque de acuerdo con el Reglamento de Berna las tumbas deben renovarse después de 20 años”, explica Glauser. Por lo tanto, incluso las tumbas de los musulmanes tendrían que ser desocupadas después de ese tiempo, “pero como aún nadie ha sido exhumado -salvo por petición explícita de los familiares- hemos podido prometer a la comunidad musulmana que los restos mortales permanecerán aquí mientras exista el cementerio”.

Nombre suizo, tumba musulmana

Sin embargo, no se pudo satisfacer completamente el requisito de disponer de un cercado. Pero ahora en lugar de una pared, el bancal de tumbas está rodeado de un seto natural de arbustos. “Hoy la comunidad musulmana acepta fácilmente estas normas”, afirma el director del cementerio.

Este bernés de 60 años, que califica su profesión de muy valiosa, conoce numerosas historias de las personas enterradas aquí y las cuenta con tanto cariño y tranquilidad que, al escucharle, el temor a la muerte cede paso a la esperanza.

Muchos de los enterramientos musulmanes antiguos parecen olvidados, aunque sigan ocupados. Están cubiertos de hierba y algunas de sus placas de identificación, levantadas y en forma de ataúd, están un poco podridas. “Se sabe que en la cultura musulmana el entierro es un acto muy solemne y significativo. Pero la tumba en sí o su cuidado es menos importante” afirma Glauser.

Muy diferente es lo que ocurre con las tumbas más recientes; en ellas florecen las mismas flores que en las tumbas cristianas, hay molinillos o rehiletes y nombres e incluso apellidos suizos en las placas funerarias. “Son miembros de matrimonios mixtos o de segunda generación, para quienes el Corán y el islam sigue siendo importante, pero que admiten también las formas locales de despedida”.

DEJE SU COMENTARIO

comentarios

Ver También

El frío viene directamente a Suiza.

El invierno se asienta muy bien en el país. Las temperaturas bajarán drásticamente en los …

Facebook

DALE CLICK EN LIKE (ME GUSTA)